ALUMNOS DONARON ÚTILES Y JUGUETES A LA ESCUELA ESPECIAL N° 501

compartir en:
37803613_2017500658313585_764332087938383872_n
37803613_2017500658313585_764332087938383872_n
En el marco del proyecto “Jóvenes y Memoria”, los alumnos de la Escuela Bernardino Rivadavia donaron útiles y juguetes a la Escuela de Educación Especial N° 501 situada en 149 e/ 21 y 22. En presencia de concejales del bloque justicialista, le hicieron entrega de los elementos que juntaron a los chicos, y realizaron un abrazo solidario. 
 
De la donación participaron todos los nenes de jardín, nivel primario y secundario de la Escuela Bernardino Rivadavia, quienes una vez que recolectaron los útiles y juguetes, armaron los paquetes para luego entregar.
 
La concejal del bloque justicialista, Margarita Mateo, expresó: “Es un orgullo ser de Berazategui y poder participar junto con los alumnos de escuelas privadas y estatales en actividades solidarias. Que chicos jóvenes colaboren con chicos especiales nos llena de satisfacción, no podíamos faltar”.  
 
La Escuela de Educación Especial N° 501 es la primera del distrito y tiene dos turnos. Allí asisten chicos con alguna discapacidad intelectual. 
 
La vicedirectora del establecimiento, María Delia Stieb, opinó: “Siempre cualquier acercamiento de las escuelas a las especiales, es de mucho crecimiento y enriquecimiento, tanto para nuestros alumnos como para los que colaboran,  porque conocen una forma diferente de transcurrir en la institución. Lo importante de esto es que no sean actividades esporádicas sino que todos los días podamos trabajar por la inclusión real y efectiva en el distrito”. 
 
Por su parte, los alumnos, protagonistas del encuentro, comentaron cómo surgió la idea de colaborar. “Surge a partir del proyecto escolar Jóvenes y Memoria, en el que los profesores nos hicieron elegir un tema para abordarlo. Elegimos tratar las discapacidades en las personas. Así pensamos que no hay que esperar el Día del Niño para sacarle una sonrisa a los chicos. Me siento muy contenta por lo felices que están ellos, es un orgullo”, explicó Oriana Ceballos, del Bernardino Rivadavia. 
 
“Nos reunimos en grupos y fuimos a buscar juguetes que ya no usaran, y que no los querían tirar. Les pusimos moños y los embolsamos. Me siento emocionada porque me gusta ver cómo los chicos reciben de buena manera todo lo que trajimos”, comentó Nicole Ramírez, de la misma institución. 
 
Si bien un curso fue el encargado de juntar las donaciones, participaron desde el jardín hasta los niveles primario y secundario.
 
 
Jorge Módica

Jorge Módica

Director Propietario El Editorial: Jorge Francisco Módica, 28 años de periodismo. DNDA: 5309738.