Balmaceda trituró a Farías y unificó los títulos en Luis Guillón

compartir en:
POKEMON
El campeón sudamericano crucero, el cordobés Darío Balmaceda, trituró al monarca argentino crucero, el bonaerense Pablo “Pokemón” Farías, por nocaut en el sexto asalto, y así unificó las coronas, en una ansiada revancha, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del sábado en el Centro Recreativo Pasteleros, de Luis Guillón, provincia de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian.

 

En el quinto duelo personal entre ambos, que llegaba con un historial personal tres a uno a favor del juninense, Balmaceda, Nº 2 del ranking argentino crucero y que exponía por primera vez su reinado, hizo pesar su mayor estatura, alcance, y por sobre todo estado físico y contundencia para taladrar a Farías, ex campeón latino supermediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y la Federación Internacional de Boxeo (FIB), y latino crucero OMB, y estrenaba su cinturón nacional, y que no pudo hacer absolutamente nada. Con la notoria diferencia física, boxística y de potencia, el cordobés se llevó claramente cada capítulo hasta liquidarlo en el sexto con sus derechas cruzadas a la mandíbula y sien con que lo envió aparatosamente al suelo, y así se quedó con todo luego de perder las primeras tres veces -una por puntos, dos antes del límite-, pero haber noqueado en la anterior.

 

Aprovechando su mayor alcance y estatura, Balmaceda comenzó dominando con su jab zurdo seguido de cruzados de ambos puños a la zona alta. Suelto, en el segundo y tercero el cordobés dejó avanzar al bonaerense y lo frenó con su jab seguido de ascendentes a la mandíbula y ganchos a las costillas, para luego impactar su largo cross diestro que se hacía sentir en el juninense. Siempre anticipando, en el cuarto y quinto el nacido en Coronel Moldes hace 34 años castigó con sus profundas derechas plenas a la mejilla y sien y sus uppercuts al mentón de un local que no encontraba respuestas. La definición se veía venir. Las derechas cruzadas del cordobés eran una pesadilla para “Pokemón”. Con todo a su favor, Balmaceda fue por la definición y en el sexto lo taladró con un sinnúmero de izquierdas y sobre todo derechas cruzadas a las mejillas y sien con que envió al juninense a la lona, sin ningún tipo de respuestas, por lo que el árbitro Rodolfo Stella señaló el contundente desenlace.

 

De esta forma, Balmaceda, que pesó 89,700 kg., retuvo por primera ocasión el cetro que conquistó el pasado 5 de octubre al detener al cordobés Mariano Gudiño en el octavo round en Bell Ville, Córdoba. Así, aumenta su marca a 19 victorias (13 KOs), 17 derrotas y 2 empates. En tanto Farías, que registró 89,850 kg., resigna la faja que conquistó el 25 de mayo último al destronar al santafesino José Ulrich en fallo dividido en la ciudad de Buenos Aires, y venía del 31 de agosto ser detenido por el puntano Marcos Aumada en el quinto en su Junín natal, por lo que desmejora a 30 triunfos (17 KOs) y 5 reveses.

 

En el otro combate titular de la noche, en un duelo revancha, el ex múltiple campeón latino pesado bonaerense Gonzalo “Patón” Basile (104,250 kg. y 74-12-0-1 sd, 34 KOs) al boliviano Julio “Cachi” Cuellar Cabrera (123,950 kg. y 13-7, 12 KOs), por nocaut técnico en el tercer asalto, y así conquistó el título sudamericano pesado, que se encontraba vacante, y repitió lo ocurrido el 14 de diciembre de 2017 cuando el bonaerense se impuso por nocaut en el primer round en Villa Domínico, Buenos Aires.

 

Luego de un mejor inicio de Cuellar Cabrera, que sorprendió al local con sus izquierdas y derechas cruzadas plenas al mentón, lentamente Basile, ex campeón latino pesado OMB, FIB y CMB y actual Nº 1 del ranking argentino pesado, fue encontrando su distancia. A pesar de avanzar descubierto, cuando trabajó desde la media y larga filtró su jab zurdo seguido de cross diestro a la mejilla. Al encontrar los espacios, “Patón” aceleró y tras un nuevo jab penetró la guardia con una derecha cruzada a la mandíbula y una potente izquierda a la sien de un boliviano que conmovido cayó a la lona. Ante su falta de reacción, el árbitro Hernán Guajardo decretó el fuera de combate que desató el delirio de todo el público.

 

En combate complementario, desarrollado en categoría crucero, en duelo de bonaerenses, el nacido en González Catán, Nicolás “Pupi” Argañaraz (89,850 kg. y 8-1, 2 KOs), actual Nº 6 del ranking argentino crucero, dominó al varelense Gustavo “El Volcán” Schmitt (89,500 kg. y 4-8), Nº 9 del mismo escalafón, por puntos, en fallo unánime, tras seis rounds. Las tarjetas de los jueces fueron: Edgardo Codutti 59-55, Carlos Azzinnaro 59-56, y Ramón Cerdán 58-56.

 

Finalmente, en otra atracción de la noche, en división superwelter, en otro choque de bonaerenses, el debutante moronense Emmanuel “Vampiro” Schramm (69,250 kg. y 1-0, 1 KO) noqueó al oriundo de Gregorio de Laferrere, Damián “Rayo” Ponce (68,200 kg. y 0-3), por nocaut en el cuarto capítulo, luego de enviarlo al suelo en el segundo, ocasionarle una cuenta en el cuarto, y volverlo a poner en la lona, por lo que el árbitro Carlos Gómez llevó la cuenta a diez.
compartir en:
Jorge Módica

Jorge Módica

Director Propietario El Editorial: Jorge Francisco Módica, 30 años de periodismo. DNDA: 5309738.
compartir en: