EL NIVEL DE EMPLEO REGISTRADO EN EMPRESAS SIGUIÓ SIENDO POSITIVO EN JULIO, SEGÚN LA EIL

EL NIVEL DE EMPLEO REGISTRADO EN EMPRESAS SIGUIÓ SIENDO POSITIVO EN JULIO, SEGÚN LA EIL

El nivel de empleo registrado en las empresas localizadas en los aglomerados urbanos relevados por la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio de Trabajo siguió siendo positivo en julio, aunque muestra señales de desaceleración.

Sin embargo, las expectativas de las empresas respecto a la contratación de personal para los próximos tres meses siguen siendo positivas, resaltó la cartera laboral en su Panorama mensual del Trabajo Registrado.

En julio, el nivel de empleo privado registrado en empresas de más de 10 personas ocupadas, del total de los aglomerados relevados, tuvo un incremento de 0,1% en relación con el mes anterior.

En términos interanuales, se observa un aumento del empleo de 2,6%, y en relación a febrero de 2020 -previo a la pandemia- se ubica casi un punto porcentual por encima.

Con respecto a los meses de julio de los años anteriores, este mes presenta un leve crecimiento, mientras que desde julio de 2018 se registraban variaciones negativas o nulas.

En materia de distribución espacial, a diferencia del mes anterior, el comportamiento del empleo resultó levemente superior en el Gran Buenos Aires (0,1%), mientras que en los aglomerados del interior en su conjunto no se observa crecimiento (0,0%).

Por sectores de actividad se observa una retracción en el empleo del sector de la construcción (-1%).

El resto de los sectores presentan valores que continúan siendo positivos pero de menor magnitud que el mes pasado.

En referencia a los sectores con crecimiento, se destacan los casos de comercio (0,2%), transporte y almacenamiento (0,1%) y los servicios financieros (0,4%).

Por su parte, la industria manufacturera no presenta variación (0,0%), al igual que los servicios comunales (0,0%).

Tanto las incorporaciones de personal como las desvinculaciones fueron mayores en julio que en junio; sin embargo, la tasa de salida mostró un mayor crecimiento que la tasa de entrada, produciéndose en consecuencia una variación neta del empleo de menor intensidad que la registrada el mes pasado.

En efecto, en la descomposición de la variación del empleo se observa que la tasa de entrada presenta un leve aumento de 0,1 puntos porcentuales, ubicándose en 2,3, mientras que la tasa de salida se incrementa 0,4 puntos porcentuales y se ubica en 2,2.

Las expectativas netas empresarias en cuanto a la contratación de personal para los próximos tres meses continúan siendo positivas (2,7% es la diferencia entre el porcentaje que espera aumentar y el que espera disminuir su dotación) y permanecen en niveles altos en términos históricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.