VARELA: EL CENTRO VETERINARIO MUNICIPAL ALCANZÓ LAS 1.100 CASTRACIONES MENSUALES

VARELA: EL CENTRO VETERINARIO MUNICIPAL ALCANZÓ LAS 1.100 CASTRACIONES MENSUALES

Construido con financiamiento del Ejecutivo local a través de una planificación exhaustiva, el proyecto médico animal emprendió un ritmo intenso tanto en cantidad como en calidad de trabajo que permitió quintuplicar las cifras en determinadas prestaciones.

De esta manera, el establecimiento instalado en avenida Hudson y calle 1356 de La Carolina 7 llegó a las 1100 castraciones mensuales en contraposición a las 220 antes de su creación en el mismo lapso de tiempo.

Anunciado por la máxima autoridad distrital -Andrés Watson- en febrero de 2021, ratificado durante su discurso en la apertura de Sesiones Ordinarias del Honorable Concejo Deliberante ese mismo año e inaugurado el 29 de abril de 2022, constituyó un verdadero ejemplo en la provincia.

Su director -Alejandro Zanini- destacó “la concientización en la tenencia responsable y el control poblacional de perros y gatos” al comparar con la etapa previa a la presentación del edificio donde “eran realizadas 55 esterilizaciones semanales; ahora, efectuamos ese total de operaciones por jornada”.

“Los números pasaron a ser sobresalientes cuando procedimos a un recuento general: alcanzamos las 275 intervenciones de lunes a viernes”, detalló.  El especialista subrayó “las 15 consultas clínicas por día, otorgadas mediante la asignación de turnos solicitados al Call Center”; aunque también añadió “la recepción de diferentes urgencias, sin cita previa, con requerimiento de un rápido accionar”.

Zanini recalcó en la inoculación contra la rabia tras enumerar “las 30 a 40 dosis que aplicamos diariamente. Nunca descuidamos ese tema, por ejemplo, aquellas mascotas castradas que no la tenían, lograron irse vacunadas a sus casas”.

Con su gatita “Lula” en brazos, el vecino de Santa Ana -Luis Morelia- calificó como “muy buena la presencia de un sitio como este al tener en cuenta los animales en el partido que, en algunas ocasiones, sufrieron el abandono”. “Facilitó el acceso a estos servicios a personas con pocos recursos”, profundizó.

Desde el mismo barrio, arribó Sandra Gálvez acompañada por su felina, “Negrita”. La mujer rememoró la vez “en la que me mordió un perro y tuve que asistir al Centro para recibir la antirrábica. Me trataron con mucho profesionalismo”.

Guillermina Amarilla, junto a su pequeño Nahitan, encontraron a un cachorro perruno -llamado “Goofy”- en un campo e inmediatamente concurrieron por primera vez a la institución para “su revisión, la comprobación de su esquema de inmunización más otros controles”. “Contentos por la predisposición de todo el plantel, pero además por sumar a un nuevo miembro a la familia. Mi nene súper feliz”, contó.

Cabe destacar que el complejo fue diagramado con dos quirófanos, dos consultorios, laboratorio, oficinas, hall tanto de ingreso como egreso, sala de espera, sector operativo, sanitarios, farmacia, administración, depósito, entre otros compartimentos más las obras complementarias como veredas, paradas de colectivo y luces LED.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *