UN POLICÍA MATÓ A UN ADOLESCENTE DE 17 AÑOS ACUSADO DE INTENTAR ROBARLE LA MOTO EN LUJÁN

UN POLICÍA MATÓ A UN ADOLESCENTE DE 17 AÑOS ACUSADO DE INTENTAR ROBARLE LA MOTO EN LUJÁN

Un sargento de la policía bonaerense mató tras un tiroteo a un adolescente de 17 años a quien acusó de intentar robarle su moto en la localidad bonaerense de Luján y por el asalto detuvieron a otros dos sospechosos, uno de ellos herido de bala, informaron fuentes judiciales.

El hecho ocurrió el domingo por la madrugada, en el cruce de Joaquín V. González y Lucio Victorio Mansilla, en dicha localidad del oeste del conurbano, donde un efectivo que se encontraba fuera de servicio y vestido de civil se movilizaba en su motocicleta.

Según las fuentes, el policía fue interceptado por cuatro hombres armados que se desplazaban a bordo de dos motos y lo amenazaron con fines de robo.

Ante esa situación, el sargento se resistió al asalto, extrajo su pistola reglamentaria Bersa Thunder Pro 9 milímetros y se enfrentó a tiros con los presuntos asaltantes.

Como consecuencia del tiroteo, uno de los sospechosos, de 17 años, cayó herido a dos cuadras del lugar del enfrentamiento y falleció producto de uno de los disparos que realizó el policía.

A su vez, las fuentes explicaron que el adolescente poseía un arma calibre 22. y que circulaba en una motocicleta Yamaha XTZ de 250cc, la cual había sido robada el 14 de octubre en el barrio San Juan de Dios, también de Luján.

Mientras que luego del asalto fueron detenidos dos sospechosos, uno a pocas cuadras del lugar del hecho y el otro cuando se presentó en el Hospital Interzonal General de Agudos Vicente López y Planes con una herida de bala en su pierna.

A raíz del hecho, tomo intervención en la investigación la Gendarmería Nacional (GNA), que secuestró 7 vainas servidas en el lugar, de las cuales 5 de ellas pertenecían a la pistola del policía y las 2 restantes a la mencionada calibre 22.

En tanto, el policía implicado no quedó detenido ya que las autoridades judiciales consideraron que actuó en «legítima defensa».

«Lo acorralaron y hubo disparos contra él, por lo que se entiende que se defendió legítimamente», señaló una fuente con acceso al expediente.

Por otro lado, los dos detenidos se negaron a declarar ayer al ser indagados por la fiscal Mariana Suárez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 descentralizada de Luján, quien los acusó por los delitos de «robo agravado en poblado y en banda en grado de tentativa» y «portación de arma de uso civil».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *