MACRI REITERÓ QUE «SE ACABA EL POPULISMO» Y DIJO QUE JXC HARÁ «REFORMAS» QUE CONSIDERÓ PENDIENTES

MACRI REITERÓ QUE «SE ACABA EL POPULISMO» Y DIJO QUE JXC HARÁ «REFORMAS» QUE CONSIDERÓ PENDIENTES

El exmandatario Mauricio Macri repitió hoy su pronóstico sobre el fin del «populismo», aseguró que si Juntos por el Cambio llega al Gobierno concretará «todas las reformas» que en su gestión eran consideradas «políticamente incorrectas» y dijo coincidir con una serie de medidas enunciadas por su par español Mariano Rajoy, quien habló de «poner orden» en las cuentas, bajar el gasto público y hacer cambios en las normativas laboral y previsional.

«Creo con convicción que el año que viene se acaba el populismo en Argentina por largas décadas», reiteró Macri al exponer en un foro organizado por la consultora Abeceb en el Yacht Club de Puerto Madero, donde compartió un panel con Rajoy, exjefe del Gobierno de España y dirigente del Partido Popular, y otros expresidentes del espectro de la centroderecha regional como el chileno Sebastián Piñera y el colombiano Álvaro Uribe.

En su discurso, el exjefe de Estado entre 2015 y 2019 insistió con su planteo de que «el populismo es la nueva amenaza global», un tópico que pronunció en sus últimas presentaciones tanto en el país como en el exterior, como su reciente participación en un seminario de orientación conservadora organizado por la Universidad Miami Dade College.

En esa línea, afirmó que «el populismo promete un presente destruyendo el futuro», en alusión a su matriz distribucionista.

Para enfrentar al populismo, al que definió como «una propuesta muy exitosa en el corto plazo», Macri propuso contraponerle un «relato tan poderoso como ese», que «incluya al sector privado y a las fuerzas vivas», y que sostenga que «la cultura del trabajo, el mérito y el esfuerzo personal te llevan a la felicidad».

En su análisis de los últimos años en Argentina y la región, Macri consideró que uno de los principales problemas consiste en que «las clases medias han salido a reclamar demandas infinitas», y dijo que esa es la razón que explica la irrupción de la «oferta populista, que tanto daño ha hecho a los países latinoamericanos», insistió.

Macri abrió el panel que fue moderado por la CEO de Abeceb, Mariana Camino, y el presidente ejecutivo de Equipo Económico, Ricardo Martínez Rico, del que también formaron parte sus pares Rajoy (España), Piñera (Chile) y Uribe (Colombia).

En su exposición, Rajoy enumeró las «reformas» que había impulsado durante el período en que estuvo al frente del Ejecutivo español (2011-2018), a las que resumió en «poner orden» en las cuentas públicas, bajar el gasto público y realizar una «reforma laboral» y una modificación del «régimen de las pensiones».

«Las reformas siempre son necesarias. A veces es conveniente hacerlas de golpe y otras veces hacerlas poco a poco», exhortó el exmandatario del PP español.

Luego de escucharlo, Macri acotó: «Mariano (Rajoy) sintetizó algo que debatimos los argentinos entre 2015 y 2019. Estas reformas decían que eran políticamente incorrectas».

Y agregó que para él, por el contrario, «lo políticamente incorrecto es cagar a la gente», tras lo cual añadió: «Hay que hacer lo correcto».

En cuanto a los hipotéticos cambios que un nuevo Gobierno de JxC llevaría adelante a partir de 2023, desafió: «Vamos a encarar todas las reformas que sean necesarias para que haya empleo y futuro en nuestro país».

Por otro lado, en una conferencia de prensa posterior el exmandatario eludió responder sobre el video en el que Patricia Bullrich amenazó al jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, con la frase: «No me cruces más por los medios porque la próxima te rompo la cara, conmigo no se jode».

Al ser consultado por ese tema, se limitó a decir: «No voy a opinar de algo que no vi».

Sin embargo, Macri sí dedicó algunos consejos a los dirigentes de la coalición opositora que pujan por la candidatura presidencial, entre ellos el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

«Ojala haya muchas propuestas en las primarias para que los votantes elijan. Que se presenten con sus candidatos y listas y transmitan sus ideas. Ahí tienen que poner la energía, no en agredir», enfatizó.

Y agregó: «Le pido a todo JxC que tienen que demostrar competir con altura».

En cuanto al resultado del balotaje en Brasil, expresó que espera que el triunfante Luiz Inácio Lula Da Silva «encare un camino de desarrollo» en el país más grande del subcontinente.

«Esperemos tener una agenda conjunta», remarcó.

Por su lado, el colombiano Uribe sostuvo que le parecen «graves las influencias en América Latina» del pensamiento del economista francés Thomas Piketty -autor de «El capital en el siglo XXI», entre otros títulos-, quien propone -dijo- una vuelta radical al Estado de Bienestar.

«(Piketty) ignora la imaginación, la educación, la creatividad», observó Uribe.

Y luego señaló: «La política social en América Latina necesita un gran cambio en educación».

A su vez, el chileno Piñera también se despachó contra el populismo y lo definió, «junto con la violencia», como los «enemigos mortales de la democracia».

«El populismo necesita la pobreza, pero la pobreza no necesita el populismo», aseveró.

Para Piñera, la gestión presidencial de Macri en la Argentina «fue una luz de esperanza» y «sembró una semilla para que Argentina se encuentre con su potencial».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *