CADÁVER HALLADO EN TANQUE DE AGUA ERA DE UN JUBILADO AL QUE MATARON A PUÑALADAS

CADÁVER HALLADO EN TANQUE DE AGUA ERA DE UN JUBILADO AL QUE MATARON A PUÑALADAS

El cadáver de un hombre encontrado el martes envuelto en una bolsa y en el interior de un tanque de agua, en cercanías de una tosquera, en el partido bonaerense de La Matanza, pertenecía a un jubilado de 66 años que había desaparecido el lunes pasado y que, según el resultado preliminar de la autopsia, fue asesinado a puñaladas, informaron hoy fuentes judiciales.

La víctima fue identificada por sus huellas digitales como José Ibarra (66), quien residía en la localidad de González Catán, en dicho partido del sudoeste del conurbano.

Fuentes judiciales informaron que una hija del jubilado había denunciado el lunes pasado la desaparición de su padre en la comisaría de Villa Dorrego, tras lo cual se le dio intervención al fiscal de turno en La Matanza, Gastón Bianchi.

Por disposición del fiscal, se realizó un procedimiento con perros rastreadores y personal de Casos Especiales en el domicilio de la víctima, aunque recién el martes, tras el hallazgo de un cadáver a orillas del espejo de agua de una tosquera del barrio 20 de junio de González Catán se obtuvieron indicios de que podía tratarse de la persona buscada.

En tanto, Alejandra, hija de Ibarra, junto a otros parientes y amigos, realizaron ayer una marcha en reclamo de justicia y para pedir que detengan a otro hijo de la víctima como presunto autor del crimen.

La mujer, con una foto de su hermano con la leyenda «se busca», denunció en declaraciones a Crónica TV que este joven, adicto a las drogas, se fugó el lunes en que desapareció su padre y que cree que se quedó con la jubilación de la víctima.

El hallazgo del cadáver se produjo el martes, cerca del espejo de agua de una tosquera ubicada en el límite de las localidades de Virrey del Pino y González Catán, partido de La Matanza.

Según las fuentes, tras un llamado al 911 de un vecino que percibió un fuerte olor nauseabundo en el lugar, personal de la subcomisaría 20 de junio halló el cadáver de un hombre envuelto en una bolsa y en el interior de un tanque de agua abandonado a orillas de la mencionada tosquera.

«Tenía agua hasta las rodillas y estaba en un avanzado estado de descomposición», explicó un vocero judicial.

Si bien a simple vista los peritos no detectaron lesiones, los médicos forenses que practicaron la autopsia establecieron en las últimas horas que murió a raíz de heridas de arma blanca, detalló el mismo informante.

En la causa interviene la fiscal Karina Licalzi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Homicidios de La Matanza, quien ya recibió las actuaciones que había iniciado su colega Bianchi por la desaparición de Ibarra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *