¿Qué documentos ameritan traducción oficial?

compartir en:

Hay algunos documentos que exigen un riguroso dominio de la lengua, claridad de expresión y manejo de términos específicos, tal es el caso de los documentos de carácter jurídico.
Todo documento que tenga que ver con leyes o procesos legales, debe ponerse en manos de un traductor oficial ya que cualquier imprecisión puede tener gravísimas consecuencias.
El traductor oficial es un profesional de la traducción rigurosamente examinado, con formación en materia de traducción y además instruido en materia jurídica, que forma parte de alguna institución gubernamental para la intermediación internacional, tal es el caso del Ministerio de Relaciones Exteriores de cada país o su equivalente.
El traductor oficial también puede prestar sus servicios de manera particular pero primero debe contar con el aval de estas instituciones gubernamentales que le otorgan una certificación especial para respaldar el desempeño de su actividad. El traductor oficial es quien realiza, certifica y avala las denominadas traducciones oficiales.
Los documentos que ameritan traducción oficial son muchos y muy diversos, entre ellos se encuentran:
Los documentos de carácter judicial, son aquellos relacionados con la resolución emitida por un juez o por un magistrado, sentencias dictaminadas, autos emitidos por instancias legales, así como también providencias. También se incluyen dentro de la categoría de documentos oficiales, cualquier comunicación emitida a las partes involucradas en un juicio en forma de citatorios, notificaciones, escritos testimoniales de las partes, declaraciones, testamentos, las apelaciones por escrito realizadas a otras instancias tales como exhortos, cartas u oficios. Otra clase de documentos de carácter judicial son los títulos de propiedad de bienes muebles o inmuebles, los contratos de compra, venta, arrendamiento, traspaso, comodato, hipotecas, entre otros.
Otra categoría de documentos que requieren ser procesados con traducción oficial con mayor frecuencia son los relacionados con identidad personal y estado civil: cédula de identidad, partidas de nacimiento, pasaporte, certificados de doble ciudadanía, licencia de conducir, entre otros.
En el caso corporativo, los documentos indispensables que pueden requerir traducción oficial son: las actas constitutivas de las empresas, permisos de exportación o importación, acuerdos comerciales de carácter internacional
Por lo delicado de su contenido, es muy importante colocar estos documentos en manos de expertos certificados por instituciones oficiales, ya que una interpretación imprecisa, el uso inapropiado de alguna expresión jurídica, algún descuido ortográfico como un signo de puntuación colocado en un lugar inapropiado un nombre propio mal escrito, una cifra o número de control con errores, pueden generar innumerables problemas, pérdidas de casos, pérdidas materiales, repetición de trámites y la consecuente pérdida de tiempo, querellas innecesarias, adjudicaciones erróneas, y una gran cantidad de inconvenientes que en lugar de solucionar y agilizar los procesos, los complejizan y ralentizan.
Las agencias de traducción suelen hacer traducción oficial de documentos a partir de un grupo de profesionales de diversas carreras e incluso especializaciones. Por tratarse de textos muy sensibles, una vez traducidos, son revisados por un comité de expertos del país a donde será destinada esta documentación, a fin de corroborar que todo lo allí expuesto corresponde a los modos y usos jurídicos de la nación de destino.
La ventaja de emplear los servicios de una agencia profesional de traducción para realizar traducciones oficiales, es que la satisfacción del cliente está garantizada, si por alguna eventualidad el documento traducido amerita un ajuste, éste será realizado por la agencia como parte del mismo servicio a fin de alcanzar la aceptación total del contratante.
Las agencias profesionales de traducción tienen una trayectoria y una traducción que mantener, por lo que son sumamente celosas en el seguimiento y aceptación de todos y cada uno de los trabajos que le son encomendados, con especial énfasis en las traducciones de documentos oficiales.

compartir en:
compartir en: