LAS MINUTAS DE GABRIELA FERNANDEZ FUERON RELEVANTES EN LA SESION

compartir en:

gabriela fernandez

Las minutas de comunicación que presentó la concejal del GEN Gabriela Fernández fueron trascendentales en la pasada sesión ya que además de haber sido aplaudidas en el recinto a lo largo de la semana fue tomando mayor relevancia, fue tema de comentario en distintos ámbitos y se viralizó en las redes sociales.

La Concejal fue aplaudida cuando informó y destacó las 4 medallas de oro de jovenes quilmeños que habían pasado desapercibidos y pidió que se incluya en el presupuesto municipal una partida de dinero para ayudar a los deportistas amateurs y para los comunicadores.

En otro tema que incluyó al funcionario Marcelo Atis de la AFyCC y al concejal José Miglliaccio en una causa judicial por violencia de Género nuevamente sobresalió al presentar otra Minuta para que se reglamente un»Protocolo para casos de acoso y violencia en el Municipio».

DISCURSO DE GABRIELA FERNANDEZ SOBRE EL CASO DE VIOLENCIA DE GENERO

«Señor presidente, en esta oportunidad me quiero referir a un sujeto nefasto, que llegó a la Agencia de Fiscalización y Control Comunal con la categoría de coordinador “B” de la mano del Secretario Miguel Del Castillo: Marcelo Atis…
En Junio de este año el medio “El Termómetro” hacía referencia a los sueldos escandalosos que estaban percibiendo, aunque eso es arena de otro costal…
Quiero ponerlos en autos acerca de este personaje: en el año 2010 los trabajadores del Hosp. Francés ya lo denunciaban por persecución, en ese entonces el cargo q ocupaba era el de Director Administrativo. Ante el asesinato de Mariano Ferreyra a manos de Pedraza, en octubre de ese mismo año, salió a decir que en su época “muchos como éste terminaban en un zanjón”.
En el Hosp. Francés se atendían pacientes del PAMI y durante su intervención se cansó de tomar medidas insensibles sobre prestaciones importantes para los jubilados. Este es el perfil del hombre del que vamos a hablar, el tal “Atis”.
Sin embargo, en esta opherramiente quiero referir a las innumerables quejas que se vienen escuchando de los empleados de planta y mensualizados de las áreas que maneja, publicadas en Junio en El Termometro y en Septiembre en “El Suburbano”, respectivamente.
El acoso que ejerce de orden laboral, que es gravísimo, incluye amenazas permanentes, generando en los trabajadores: estrés, depresión, insomnio, dolores cervicales, paranoia, etc. A esto se refiere la Ley pcial. 13.168 de maltrato laboral del Ministerio de Trabajo, desde el año 2013.
Se trata de una forma de violencia voraz, conocida como MOOBING, ejercida en un vínculo asimétrico. Es una necesidad insaciable de agredir, controlar y destruir que suelen presentar los hostigadores, procede de una serie de tendencias psicopatológicas. Estas psicopatías corresponden a sujetos narcisistas o paranoides, que aprovechan la situación que les brindan los entornos más o menos turbulentos y desordenados de las organizaciones, para someter a sus víctimas.
Los agresores abusan de su posición de poder y recurren a éste para remediar sus frustraciones a través de la violencia psicológica sobre otros, compensar sus complejos y descargar sus tendencias más agresivas y antisociales.
Es incomprensible el respaldo a estos personajes cuando el municipio sufre reveses judiciales por la inoperancia en los procedimientos. Como si fuera poco, a este señor le gusta practicar el poder de la manera más perversa que se conoce contra las mujeres: que es el acoso sexual.
En estos tiempos, donde la lucha de las mujeres argentinas es el único emergente de acción revolucionario en América Latina, como única resistencia, y frente a la amenaza de la derecha más rancia proveniente de países desarrollados que desde hace algunos años intenta instalarse en nuestro país, así como en Brasil, es urgente insistir permanentemente en la construcción de un nuevo instituyente cultural.
Inclusive la gestión de Martiniano Molina comprendió que era necesario acompañar la Ordenanza de Emergencia contra la violencia de género, que brinda más herramientas para combatir y erradicar la violencia contra las mujeres en nuestro distrito.
No nos vamos a cansar de decir TOLERANCIA CERO, señor presidente, como lo indica la Ley Nro. 26.485 “Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las mujeres en los Ámbitos en que desarrollen sus Relaciones Interpersonales” sancionada en marzo de 2009.

TOLERANCIA CERO a la Violencia Simbólica

TOLERANCIA CERO a la Violencia Psicológica

TOLERANCIA CERO a la Violencia laboral

TOLERANCIA CERO a la Violencia de género en todas sus formas.

En la misma línea, hoy no puedo hacer como si nada pasara en este Honorable cuerpo en vista a las publicaciones de las últimas horas sobre el Concejal Migliaccio y la causa por violencia de género, dónde la víctima es una empleada de este municipio. No puedo ni quiero mirar para otro lado, en el caso anterior, la minuta se refiere a instar al Ejecutivo para que trabaje en un protocolo institucional para los empleados, secretarios etc., porque estos casos deben ser contenidos y resueltos dentro del marco que indica la ley de trabajo 13.168. Me ofrezco a colaborar inclusive para elaborar el proyecto.
Pero también, sr. presidente, resulta que la Ley Orgánica municipal e inclusive la Reglamentación interna del Concejo, no indica cómo actuar en estos casos puntuales. En el caso del Concejo, nos vemos y nos encontramos frente a un dilema moral. Que seguramente, y en términos prácticos, si aplicáramos una cautelar en el ámbito de trabajo le garantizaríamos a la víctima: menos maltrato, seguridad, y evitar la revictimización permanente; ya que de acuerdo al documento correspondiente al juzgado de garantías N°2 de Quilmes que salió publicado, se concede la eximición de prisión al concejal, con el compromiso de que ambas partes deberían estar en un perímetro de 300 mts. de distancia entre sí. Sin embargo, el municipio no garantizaría eso…. Y no quisiéramos que el traslado se aplique sobre ella… En este caso si hubiera un protocolo institucional también tendríamos una herramienta
Para concluir, sr. Presidente, me queda reflexionar sobre la idea de: si el titular de la causa no fuera concejal, le hubiera sido posible conseguir la eximición de prisión??

Y la minuta es: “El HCD vería con agrado para cumplimentar con estas políticas que viene desarrollando, incorporando herramientas como la ordenanza de emergencia de género, que el Ejecutivo por intermedio de quien corresponda disponga la creación de un protocolo institucional para prevenir y erradicar el acoso laboral, de género, acoso sexual y/o discriminación de cual índole”.

compartir en:
compartir en: