MADE IN EUROPA EN BERAZACHUZET’S: «EXPORTAN A CUELLAS E IMPORTAN A PASALACCUA»

compartir en:

LA SEMANA POLITICA

El final de enero, tras las vacaciones que se toman la Municipalidad, la mayoría de la clase política y este CIB, da paso a un febrero escabroso de lo que ya ha habido adelantos en esta página.

Passalacqua

La más notoria es la operación que trajo desde Europa a Vanina Passalacqua (foto) para que asumiera la banca que dejara vacía Marcos Cuellas, quien también está en Europa pero como ñoqui for export. O peor, porque ni siquiera se lo ve los días 29.

Con esta licencia paga con la complicidad de la mayoría mussista, Cuellas le birló al pueblo medio millón de pesos, sin trabajar. Al respecto, el intendente declaró en dos entrevistas por FM Cristal que “si no se lo pagábamos, hubiéramos tenido que abonarle al que seguía en esa lista como suplente”, lo cual es cierto. Tan cierto como que preferían pagarle al cómplice silencioso antes que resignarse a que entrase Juan Cáceres a patear el tablero del contubernio.

El hombre que responde a Elisa Carrió vía la quilmeña diputada Mónica Frade no se la hará fácil, pedirá dilucidar de dónde salieron los pagos de los viajes a Europa, qué propiedades tuvo y vendió la concejal y qué hace su familia, todo en pos de escudriñar acerca de tan repentino regreso, a todas luces no lucrativo.

Juan Cáceres no reemplazará a Marcos Cuellas.

¿Qué esconden el mussismo oficial y quienes se pusieron la camiseta del Cambio?

Esa propuesta con aires de oposición deberá definir sus alineamientos. Por lo pronto, algunos sectores identificaron que cerca de la recién asumida concejal Passalacqua se contó a Diego Rivero (hombre de Walter Lanaro) e Ignacio Salaverry (quien responde a Julián Amendolaggine). Los sindican como “el sector del Pro que está con Cuellas y Gabriel Kunz, sirviendo a Mussi”. Eso estará por verse, pero si el ex candidato a intendente quiere proseguir con su candidatura deberá trasuntar una postura firme respecto de la degradación en que se hunde el sistema político local.

Julián Amendolaggine, ex candidato a intendente por Cambiemos.

Mércuri

No ayuda al Cambio que sus partidarios incurran en contradicciones como culpar de todo a “70 años de peronismo” (con curioso olvido de las dictaduras liberales) mientras se conduelen por la muerte de alguien con activa participación en, por lo menos, la mitad de esos 70 años: Osvaldo Mércuri como secretario municipal en Lomas de Zamora fue parte de la rosca que el 16 de mayo de 1974 permitió que el concejal Eduardo Duhalde asumiera la Intendencia, con los resultados ya conocidos tres décadas más tarde.

Ese representante de la vieja política se resistió a la reformulación pejotista K y aportó su estructura para favorecer a Cambiemos. Por eso, Gabriel Mércuri fue el gran armador del presunto Cambio en Lomas de Zamora.

Eso explica que entre los llorones del 6 de febrero por la muerte que se cobró el coronavirus estuvieran el ex candidato a vicepresidente macrista, Miguel Pichetto, y el titular de la UCR bonaerense, Daniel Salvador. Todos, confundidos con el intendente de Berazategui, quien supo ser parte de los más cercanos al ex presidente de la Cámara de Diputados provincial.

Mércuri, junto a Mussi, en recorrida de campaña por Berazategui. Foto: VeI

JJ Mussi y Mércuri compartieron la Liga Peronista Bonaerense (LIPEBO) contraria a la Liga Federal que orientaba en patotero Alberto Pierri, hasta que al final de los años ‘90, el berazateguense los traicionó (así me lo contó el intendente Federico Scarabino) para formar una tercera posición, la Mesa de Trabajo más afín a quien sería el candidato presidencial en 1999.

Mércuri estuvo internado por tres semanas en una clínica de San Isidro; ni en su zona ni en un hospital público de los que les gustaba co-inaugurar cuando Mussi era ministro de Salud.

Los problemas del pueblo

Todos los desunidos por el Cambio guardan, sin embargo, una cohesión de acción guiada por nortes establecidos fuera de Berazategui. Basta ver sus propuestas, sus posteos, y las convocatorias a las que invitan o adhieren. La última, para este martes 9 fue la del regreso a clases presenciales. De no mediar esas guías, sería inimaginable un acuerdo de acciones.

compartir en:
compartir en: