KICILLOF DIJO QUE EL ACCIONAR POLICIAL FUE «INADMISIBLE» Y APARTÓ AL JEFE DEL OPERATIVO

KICILLOF DIJO QUE EL ACCIONAR POLICIAL FUE «INADMISIBLE» Y APARTÓ AL JEFE DEL OPERATIVO

La muerte de un hincha en el estadio de Gimnasia y Esgrima La Plata derivada del accionar policial generó este viernes expresiones de condena en el fútbol argentino, la aceptación de errores en el operativo de seguridad por parte del Gobierno de la provincia de Buenos Aires y el desmarque de la directiva del club local, sospechada de sobreventa de entradas en el partido suspendido ante Boca Juniors.

Como primera medida concreta, el gobernador Axel Kicillof instruyó al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, para que aparte de la fuerza al comisario Juan Corbarán, encargado del operativo de seguridad en el Bosque.

La decisión tiene por objeto facilitar la investigación del fiscal Martín Almirón, quien busca determinar las responsabilidades de los hechos, por los que además se registraron decena de heridos (8 internados) a consecuencia de una persistente ráfaga de balas de goma y gases lacrimógenos.

Los incidentes comenzaron minutos después de empezado el partido, cuando los efectivos de la policía buscaron dispersar a quienes pugnaban por ingresare a la cancha, entre la que se encontraban presuntamente muchas personas sin entradas.

El humo de los gases provocó un desbande dentro del estadio y miles de hinchas, tras comprobar que las salidas estaban cerradas por disposición del operativo de seguridad, tuvieron que saltar al campo de juego para escapar del ahogo y el ardor.

En medio del caos, César «Lolo» Regueiro, de 57 años, quien se encontraba en la cabecera local junto a su familia, sufrió una descompensación cardíaca por causas que intentarán esclarecerse en la autopsia programada para este viernes.

Con una atsmósfera irrespirable por los gases lacrimógenos, la víctima fue atendida en el lugar y trasladada luego en ambulancia privada al hospital San Martín, donde llegó sin vida, según el parte del Ministerio de Salud provincial.

«Estaba con sus nietos de 5 y 6 años en la popular cuando empezaron a tirar gases, los nenes le dijeron que no podían respirar y él se desesperó. Estaban a punto de salir, pero la policía volvió a tirar gases. Quiso irse, no pudo. Ahí se descompuso y cayó al piso», relató con dramatismo su hijo Sergio.

El titular de la Agencia de Prevención contra la Violencia en el Deporte (Aprevide), Eduardo Aparicio, consideró que graves incidentes, que se extendieron por más de media hora, incluso después de la suspensión del partido a los 9 minutos del primer tiempo, tuvieron una responsabilidad compartida entre los encargados de la seguridad y el club organizador.

El funcionario bonaerense denunció en radio Continental que el estadio «estuvo sumamente desbordado» desde unos 20 minutos antes del inicio y que «en los alrededores había una cantidad importante de gente, entre 5.000 y 6.000 hinchas, que querían ingresar con entradas de todo tipo».

La justicia investiga si los incidentes pudieron estar generados por una sobreventa de entradas, hecho que fue rotundamente desmentido por el presidente de Gimnasia, Gabriel Pellegrino, cuya entidad se presentará como querellante en la causa.

La versión de Aparicio contrasta con la de Pellegrino, quien ofreció la documentación para aclarar que el club estuvo dentro del marco de la legalidad con el aforo. El dirigente informó que el estadio estaba habilitado para 29.953 espectadores y que las autoridades aprobaron la venta de 4.450 localidades, descontada la cantidad de socios con cuota al día que estaban habilitados para asistir por voluntad propia (25.890).

«Se vendieron 3.224 tickets», aclaró Pellegrino en radio La Red. «Si en partidos de convocatoria similar al de anoche nunca pasó algo así, ¿por qué pasó ayer?», se preguntó.

Tras solidarizarse con la familia de la víctima fatal, el titular de Aprevide reconoció que la división de Asuntos Internos evaluará el funcionamiento del dispositivo de seguridad: «El ministro (Sergio) Berni fue enérgico con el accionar de la fuerza. Hay un proceso de investigación para ver dónde estuvo la falla del operativo. En situaciones como esta, todos somos responsables», aseguró.

El presidente de Gimnasia entendió que el error que provocó los desmanes fue que «la policía dejó que gente sin entradas llegara hasta la puerta de la cancha», lo que evidenció «una falla en los controles y los cacheos».

«Nunca pasó semejante barbaridad en 40 años que voy a la cancha. Había hinchas y socios, plateístas, con carnet y entrada en mano, que no pudieron ingresar por los incidentes que se generaron», contó Pellegrino.

Luego, cuestionó la actitud del ministro Berni, quien llegó al estadio en helicóptero mientras ocurrían los incidentes. «Fue a la cancha para hablar con la prensa y se fue. Con nosotros nunca habló», dijo.

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires calificó de «inadmisible que miles de platenses hayan tenido que vivir lo que vivieron» y reconoció como «evidente que el operativo realizado no fue capaz de brindar seguridad a quienes asistieron».

Los hechos de violencia en el Bosque fueron condenados en comunicados oficiales la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Gimnasia, Boca, River Plate, San Lorenzo, Independiente, Racing, Estudiantes, Lanús, Banfield, Huracán, Argentinos Juniors, Arsenal, Tigre, Central Córdoba de Santiago del Estero, Patronato de Paraná, Barracas Central, Defensa y Justicia, Talleres de Córdoba y Colón de Santa Fe.

La AFA reprogramó dos partidos del torneo de la Primera Nacional previstos para hoy: Ferro Carril Oeste-Almagro y Brown de Adrogué-Almirante Brown.

BERNI CONFIRMÓ QUE EL POLICÍA QUE DISPARÓ CONTRA UN CAMARÓGRAFO DE TYC YA FUE REMOVIDO DE LA FUERZA

Tras la decisión del Gobernador, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, dijo que «van a ser echados de la Policía» los responsables del operativo de seguridad del partido entre Boca y Gimnasia y Esgrima en La Plata y confirmó que el efectivo que disparó contra un camarógrafo de TyC ya fue removido de la fuerza.
Consultado acerca de la posibilidad de dejar su cargo en el gabinete tras la represión policial ocurrida este jueves por la noche en el bosque de la capital bonaerense, el ministro expuso: «Mi renuncia está todos los días a disposición del gobernador (Axel Kicillof), pero acá hay responsables que tenían una función de llevar adelante el operativo que no ha sido bien resuelto».
«Soy el ministro de Seguridad, pero hay responsables que tenían la función de llevar adelante este operativo y no lo resolvieron bien. Yo no me considero responsable de lo que pasó. No estuve a cargo del operativo de seguridad. Para eso hay toda una cadena de mando», recalcó.
En tanto, expresó que el jefe del operativo de seguridad fue «quien firmó el acta con el club, dispuso el operativo y el responsable de algo que se resolvió de la peor forma» y consideró que lo ocurrido anoche «es inexplicable».
Luego, el funcionario expuso que «por cada entrada que vendió la AFA, había 20 de cortesía», explicó que «el control de las entradas no la hace la policía, sino el mismo club que hizo la vista gorda» y apuntó que, en ese contexto, los espectadores que quedaron afuera «se enardecieron y querían entrar».
Berni dijo que en esa situación el jefe del seguridad «resolvió de la peor manera una situación que la Policía obviamente no buscó y que estuvo generada por la falta de escrúpulos de quienes sólo quieren hacer negocios con el fútbol».
Consultado por qué dijo este jueves ante la prensa que el fallecimiento de un hombre de 57 años, identificado como Cesar Regueiro, se debió a un paro cardíaco, Berni respondió: «Me preguntaron de qué falleció el hombre y yo lo único que hice fue transmitir el parte que me dieron del hospital».
Dijo también que más allá de que no murió por una confrontación directa con la policía, su muerte «podría haberse evitado».
Finalmente, manifestó que se trabajó «toda la noche para tratar de entender qué pasó» y recalcó que «el fiscal empezará a investigar con todos los elementos que ellos tienen».

Repercusiones en el arco político

Tanto dirigentes políticos del oficialista Frente de Todos como de la coalición opositora Juntos por el Cambio repudiaron el accionar policial a través de la red social Twitter.

Desde el Gobierno nacional, el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, consideró que «el accionar de la policía en el partido entre Gimnasia y Boca merece el total repudio. Nada justifica una represión con tanto ensañamiento y descontrol» y remarcó que la provincia de Buenos Aires «ya separó al jefe del operativo y está comprometida a sumariar y separar a cada uno de los responsables».
También el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, dijo que «es importante garantizar el esclarecimiento» de los hechos ocurridos anoche en La Plata, con la suspensión del partido entre Boca y Gimnasia, y consideró que el accionar policial tuvo un «resultado reprobable».

En tanto, la agrupación La Cámpora cuestionó «la violencia y la represión ejercida anoche por la Policía Bonaerense en la ciudad de La Plata» y expresó: «Acompañamos a la familia y a los seres queridos del hincha fallecido, y a todos los hinchas de Gimnasia y Esgrima de La Plata que resultaron heridos y heridas».

«La represión policial se condena siempre», publicó en Twitter la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, mientras que la diputada Victoria Tolosa Paz (FDT) expresó su repudio a «la brutal represión que llevó adelante la policía bonaerense contra hinchas, jugadores, periodistas y chicos/as en nuestra ciudad de La Plata. Las fuerzas de seguridad están para garantizar el orden y la seguridad de la gente, NO para lastimar y matar a nuestro pueblo».

En tanto, tanto desde la Izquierda como desde el bloque de senadores y diputados bonaerenses de Juntos por el Cambio adelantaron que pedirán que el ministro Berni brinde explicaciones en la Legislatura sobre lo ocurrido.

«Acabamos de pedir la interpelación de Berni por el descontrol de anoche en La Plata. Es responsable de los heridos, el caos y la lamentable muerte de un hincha de Gimnasia. Que Berni y Kicillof den la cara frente a la sociedad y vengan a explicar a la Legislatura lo que hicieron», publicó en Twitter Alex Campbell, diputado del PRO de la provincia de Buenos Aires.

SIETE HINCHAS HERIDOS RECIBIERON EL ALTA MÉDICA

Siete de los ocho hinchas heridos en los graves incidentes recibieron hoy el alta médica, tras recibir atención en diferentes hospitales, informó el Gobierno bonaerense en un comunicado.

«Siete de las ocho personas ingresadas ayer en horas de la noche como heridos leves a efectores provinciales en la ciudad de La Plata han evolucionado favorablemente durante el transcurso de la madrugada y se han ido de alta», precisa el informe.

«La persona restante, herida en el maxilar, se encuentra internada en observación para ser evaluada por el equipo de otorrinolaringología pero fuera de peligro», agrega.

A la vez, se destacó que durante la madrugada, «se registraron consultas de 7 personas en el Hospital San Juan de Dios, 1 en Hospital San Roque de Gonnet, 3 en el Hospital Sor María Ludovica y 7 en el Hospital Gutiérrez, a las que también se les brindó atención médica por situaciones leves, sin requerir internación».

Por otro lado, se afirmó que César Regueiro, el hincha de Gimnasia de 57 años que perdió la vida anoche, «falleció producto de una muerte súbita y paro cardiorrespiratorio no traumático».

«Se realizó RCP en el lugar sin éxito. Se trasladó en ambulancia de servicio privado e ingresó al hospital San Martín sin vida», expusieron desde el Poder Ejecutivo en el lamentaron esa muerte y consideraron que «es inadmisible que anoche miles de platenses hayan tenido que vivir lo que vivieron».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *